lunes, 28 de octubre de 2013

Sigue adelante, alma


Sigue adelante, alma mía...
 aprende a sobrevivir en tu armonía,
que la tristeza no arroje en tu templo sus nieblas suicidas,
y que emerja en ti el milagro poderoso de la vida.

¡No desistas!
Comprende que tu eres libre,
que  navegas siguiendo luces que tu camino guían,
que tu herencia es la eternidad y que un diseño en su poder te afirma,
aunque la oscuridad sucumba con malicia.
Siente en esa fuerza tu sustento,
corre vibrante tras ese puro alimento.

Alma, hija del soberano que todo lo equilibra
 no quieras más lacerarte con oscuras heridas
hazte víctima de la verdad que bajo el cielo arroja semillas,
profundidad de tu centro que en la verdad solamente transmigra.

Puéblate de la sustancia del color en la naturaleza,
vierte sobre ti las aguas celestes de la música,
siente a cada instante la poderosa presencia,
que destierra de tu envase todas las dolencias.

Y siéntete por la brisa amada...
venciendo la atadura que sobre ti se arma,
luchando por mantenerte vencida y obstinada,
aunque sepas que la paz existe y ella sea soberana. 

Huella
28-10-2013


2 comentarios:

Anónimo dijo...

(...)Bécquer,decía..: "El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada."
Así es usted...
Un abrazo

Daily Jara dijo...

Siempre, amigo anónimo..nuestra energía se funde en un espacio maravilloso que veces no logramos entender. Es una inmensidad tan poderosa.