jueves, 20 de noviembre de 2014

Ser

  "Pensativa" óleo de Esther Castro

Duele “ser”
hay lágrimas fluyendo
desde los faroles del olvido.
Se pierden en la nada
aquellas voces perseguidas,
y solo queda arena
procurando secar la herida. 

Anhela irse,
y yo que emerjo fetal y serena
en la oscuridad del espejismo,
trayendo los reflejos del desquicio,
huyendo del grito pasajero,
hondo movimiento fluctuante del delirio.
Estoy muriendo un poco,
pero siempre quiero vestirme de existencia,
contemplar con los ojos
hacia donde perece la conciencia.
Agonizan de a poco
mis pensamientos,
te veo en el instante que se aleja,
tú como un pétalo que se desprende y vuela
yo en la aridez marchita
de ese barro que se quiebra.

Duele “ser”,
desnudar la presencia muerta,
observarse desde alguna ventana mohosa y yerma
sensación amarga
del alma inocente que se cercena.
Crece en el instante la fiebre carroñera,
tú como una atadura ardiente
que se incrusta a mi pena,
yo como un tejido que se deshace
calcinado por la impresencia. 

El tiempo redimirá sus misterios
me encontraré, otra vez, asceta.
Envuelta de libertad siniestra,
en tu sinfonía dulce que nunca se aleja.

20-11-2014

2 comentarios:

Anónimo dijo...

(...)Mi admirada y querida pluma en el aire, aunque no me manifieste siempre estoy pendiente a sus escritos y manifestaciones.., las considero eficaces y armónicas para la vida misma...
Siempre un abrazo.

Daily Jara dijo...

Querido amigo, me emociona sentirle cerca de nuevo. Ha pasado tanto tiempo y confieso que ha crecido la nostalgia en mi ser. Le he extrañado mucho. A lo largo de este tiempo su presencia ha sido tan grata y estimulante. Cómo no agradecer sus muestras de cariño tan grandes para mí. Le quiero mucho, mucho.Este es su templo, siéntase en la libertad de volar sobre los pétalos flotantes del aire...