jueves, 13 de abril de 2017

Al juglar nocturno

Las musas de la tragedia y de la comedia, 1791, Angelica Kauffmann


                                                       Dedicado a Cristhian Thor


Siente la tentación, la inspiración
cándida y lujuriosa va la musa
blanda, ya despojada de su blusa,
presa de tu placer, su seducción

para darte delicias de fricción,
suave la melodía cual medusa
dejas que te acaricie muy profusa
libre la poesía en tu canción.

Álgido en ese instante de calores,
éxtasis, y humedad de pensamiento,
fresca la plenitud de tus verdores.

Dulce el experimento del talento,
ágil la elocución de los amores,
prestos para enlazar el sentimiento.

09-01-2017

Soneto endecasílabo enfático

La persecusión

Imagen de autor anónimo

Lágrimas caen en su lenta expiración
por esa triste noche que humecta su boca 
con la oscuridad siniestra y la desesperanza.
El hombre la desprecia,
y la belleza huye a ser saltamonte de muerte.
Hay una extraña bacanal en el imperio de la sombra,
y estólidos guardianes,
aun arañan las grutas para invocarla.
Triste desolación en este episodio de la existencia, 
las letras se descalabran urgentes
en los aposentos del alma.
Huye desvalida la víctima del monstruo, 
la bestia que desvirga la pureza del lírico fantasma.
Soledad que plaga de gorrones la llaga, 
o hebra que flota sobre duna sin agua.
La mártir cansada descansa 
con su lengua rasgada,
solo queda vacío donde la veta manaba,
eterno sufrimiento es su gracia.
Dolorido el paisaje se amplía
en la alejada ventana,
ese estatismo esclavo
de la conciencia sin habla.
Triste el despecho silente y medroso,
el bajo instinto que se funde en la sábana.
Dudas circundantes…
Circularidades falaces, mordaces….
raíces irremediablemente pálidas
pedregal que asfixia la escuálida zarza,
mareada en la niebla
irá tras ella, a exhumarla.

05-02-2017