martes, 23 de diciembre de 2014

Náusea patógena

Paul Verlaine and Arthur Rimbaud in Le Coin de Table by Henri Fantin-Latour (1872)

Oscuro caos el conjuro de los pensamientos,
las leyes en el epitafio del alma, 
llanto maldito de criaturas aprisionadas,
fauces hambrientas de la lugubridad.

Mentes devorándose la llama asesina
esa náusea patógena del abismo,
depravado tratado que sepulta la doctrina,
sendero hacia el místico iluminismo.

Ambos en la densa habitación del suicidio
obsesión alegórica del mortífero latido,
rapto de los estruendos en la entraña maldecida
fuga de prisiones en castillos homicidas.

Dos esqueletos lamiendo la osamenta de sus mentes,
con miradas de hierro, óxido frío y azufre.
Dentro, la interrogante con su pútrido resuello,
el afán alquimista de juntos someterse.

Almas que anhelan sangrar soledades,
vigoroso ciclón de súbito sarcasmo
lamento oscuro que pervierte desmanes,
obsesión maldita de la poética barbarie.

***Huella del aire***
23-12-2014

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Soneto a la inocencia de los niños

 "Niños jugando", óleo de Koki Ruíz (paraguayo)

Rebosante la vida se descubre
en un tiempo de tierna transparencia,
con el juego destila una conciencia,
que de gozo se aviva y se recubre.

En amor el instante ya se encubre
alejando el futuro y su inclemencia,
travesuras disipan la sentencia,
esa marca que el hado tan cruel cubre.

Plenitud les contagie de contento,
fantasía de un sueño que se muestra
de temores oscuros muy exento.

La caricia surgente sea vuestra,
la sonrisa que brota en el momento,
y que solo alegría ya demuestra.

***Huella del aire***
03-12-2014

domingo, 30 de noviembre de 2014

Soneto a una perrita

Foto: "Aftenka"

A Aftenka, una perrita de la calle

Eres dulce criatura que me cuidas,
vigilante a rebeldes pensamientos.
Yo percibo tu voz, tus sentimientos,
ese amor que me ofreces con lamidas.

Solitarias andamos abstraídas
disgregando del alma sus fragmentos
disfrutando con gozo los momentos
que despiertan de noches ya vividas.

Tu presencia que tierna se adormece
me substrae del mundo y su cruel tedio,
es caricia canina que guarece.

A tu lado rehúyo del asedio,
el temor del mortal se desvanece
hay cariño que cura y es remedio.

***Huella del aire***

30-11-2014

jueves, 27 de noviembre de 2014

Conexión

Óleo de Christian Schloe

Te estoy sintiendo…

Y desde el útero de mi espíritu
libero caricias que te envuelven,
besos que a tus formas se enlazan,
suspiros que sobre tu piel vibran y descansan.
Estoy ya tan llena de ti,
mi pensamiento se vuelve palpable
destilación  del alma.
Escruta los caminos imposibles,
y encuentra que velando por ti
armonía alcanza.

Te estoy pensando…

Hay demasiado cariño queriendo
aferrar ese silencio que fluye y se derrama.
No dices nada,
pero estás demasiado vivo
en esta conciencia que ama.
En el instante subyace tu recuerdo
como una emanación incesante
que a tu ser me conecta
con su apacible fragancia.

Te estoy sintiendo…


Debo hallar esa razón que sana,
imaginaré las maneras de fugarme
hacia tu mirada,
anhelo avivar impulsos nuevos
que unidos a la fuerza del universo,
encuentran concordia y calma.
Quisiera penetrar toda tu alma,
fundirme en la naturaleza vital
que rebosa cuando me abrazas
sentir incesantemente su belleza,
esa inocencia que se guarda.

***Huella del aire***
26-11-2014

jueves, 20 de noviembre de 2014

Ser

  "Pensativa" óleo de Esther Castro

Duele “ser”
hay lágrimas fluyendo
desde los faroles del olvido.
Se pierden en la nada
aquellas voces perseguidas,
y solo queda arena
procurando secar la herida. 

Anhela irse,
y yo que emerjo fetal y serena
en la oscuridad del espejismo,
trayendo los reflejos del desquicio,
huyendo del grito pasajero,
hondo movimiento fluctuante del delirio.
Estoy muriendo un poco,
pero siempre quiero vestirme de existencia,
contemplar con los ojos
hacia donde perece la conciencia.
Agonizan de a poco
mis pensamientos,
te veo en el instante que se aleja,
tú como un pétalo que se desprende y vuela
yo en la aridez marchita
de ese barro que se quiebra.

Duele “ser”,
desnudar la presencia muerta,
observarse desde alguna ventana mohosa y yerma
sensación amarga
del alma inocente que se cercena.
Crece en el instante la fiebre carroñera,
tú como una atadura ardiente
que se incrusta a mi pena,
yo como un tejido que se deshace
calcinado por la impresencia. 

El tiempo redimirá sus misterios
me encontraré, otra vez, asceta.
Envuelta de libertad siniestra,
en tu sinfonía dulce que nunca se aleja.

20-11-2014

martes, 18 de noviembre de 2014

Desdoblamiento


 Óleo de Christian Schole

Experiencia del teatro, 2014

Mi  alma fue otro ser
en su resurrección.
De la laguna del espíritu
su forma irresoluta se activó,
la consumió con ímpetu hereje
aquel misterioso yo.
Me despojé por completo,
y se adhirieron las manías
recreando la ilusión.
El cuerpo fue sustituto
de esa extraña comunión.

Al otro lado del abismo,
los ojos pactaron la ficción,
en sus mentes expectantes
detonó una revolución,
el conjuro dramático,
a fibras vitales se arraigó.

Me moví en los especímenes
de la acción,
ida de esta mente,
ejercí la transmutación,
vigoroso altruismo
de la simulada apariencia.
donde existe plenamente redención.

Yo fui los otros,
en sus sentidos vivientes
absorbiendo de la entraña
la voz de la mente,
aquella memoria impulsiva y surgente
en resonancia mimética
con realidades aparentes.
Quise ser volátil,
disuelta en el personaje,
vestir con movimiento
la sustancia del verbo.
Plasmar en la memoria,
la profundidad del momento
donde la ficción estampa
su huella en el juego.

18-11-2014

jueves, 6 de noviembre de 2014

Agua de la noche

  
 Imagen de autor anónimo

Derrámate sobre mi ser
que mi alma tiene sed de la vida,
abro mis surcos invisibles,
mi sequía planetaria,
mis peñascos infértiles.
Anhelo tus caricias coralinas,
tus ojos de espuma
y tu voz acuática que huele
a burbujas marinas.

Derrámate sobre mí,
con tus gotas insurrectas,
mi garganta te espera
con sus vapores de azufre
y sus desafinadas orquestas.
Mi alma plagia tu pureza,
besa con pasión demente
tus traslúcidas moléculas.
El piélago crece raudamente
percibo el movimiento
de las tímidas sirenas,
el hálito desesperante
de las algas que sueñan.

Soy el envase de tu sedicioso fluido,
se derriten mis ojos
en tu temblor serpentino,
el cielo es la matriz
que aloja mi equilibrio,
tu sustancia me nutre
con bálsamos de lirio.

Extiendo tu humedad
naufragando en tus delirios
me amparo en tus ondas
que lamen la profundidad
con pacífico desquicio.
Voy a absorberte,
con todos mis sentidos,
desprenderme en fragmentos
de mosaicos azulinos
alizar la aspereza del destino.

05-09-2014

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Impulso

"Ante lo sublime" , cuadro de Ileana Cerato

Sigue luchando…
aunque el cielo suelte sus plumas incendiadas,
y sangre la tierra sus lóbregos miasmas
vigorizando el cardo de la ausencia.
Aunque se abra la brecha del escarnio,
y llame con su garganta macilenta,
liberando sus piedras tronadoras,
y sus flechas hambrientas,
¡no te detengas!, sigue luchando.

Busca más allá…
aunque te sigan cadáveres de recuerdos,
lémures sepultados en la tempestad,
cuando el horizonte exhale sus absurdos
y pesen en tus pies los grillos de la duda,
no te detengas, sigue más allá.

Sigue caminando,
aunque el fuego te confiese sus secretos,
y los rostros insepultos te comiencen a observar
no paralices tu mirada
en el pasillo angosto del odio,
sigue buscando el aroma solitario de la verdad.

No dejes que te seduzca
la suave muselina de la pena,
su opacidad perlada, irreverente…
aquel movimiento frío que adormece,
pero que asesina tu espíritu, sin piedad.
No dejes que el mal te alimente con migajas,
es la sal del egoísmo,
y lejos de su resabio espera
sápida la libertad.

Sigue luchando…
que debes descubrir
la vena subterránea del perdón,
el ruego del amor que traen las voces mudas
cuando en la ablución de la luz,
a tu piel se adhieren
para zurcir eternamente la fisura del dolor.

01-11-2014

Bálsamo del aire

 Cuadro de Christian Schloe 
 
Te abrigo en el aire y subsisto,
abrazo las brumas astrales como
amoldándome a tu cuerpo.
Me acaricia la lluvia
con sus acuáticas lenguas
y se evaporan las brasas
de un cristalino fuego.
Soy una perla traslúcida
que gira despacio y besa tus ojos,
purifica con silencio
el suspiro de tu aliento.

Mi alma recorre
penando sobre tus cabellos,
la brisa me cubre con indóciles velos.
Intento hablarte,
pero solamente te siento.
Se desmigaja la luna,
y yo amontono sus fragmentos.
Hay lágrimas derramándose de los astros,
fuentes de géiseres ocultos,
que liberan sus extractos violáceos.

Te estoy siguiendo en la dirección,
que encubre el pensamiento.
Hay bandadas de pájaros
arrullando nuestro sueño.
El aroma de la noche
se funde sobre los poros desnudos,
seduce a las luciérnagas blancas
que hacen giros sobre
la luminosidad del aura.

Mi alma recorre el abismo
naufragando en la ternura del vacío,
tu voz me invita blandamente
a su éxodo.
Aprendo a oírte
en el susurro lúgubre del viento
en los arrecifes de aire,
donde encalla siempre tu recuerdo.

25-10-2014

Dos vagabundos


 Cuadro: "El banco de la indigencia", Carretero (pintor madrileño)

 Se aman…
entre lúbricos fluidos
de ácaros libadores,
con el baño del hollín,
y la ácida lluvia del cielo.
Entre partículas de asfalto
y efluvios de alcantarilla,
como único instante
de su salvajismo urbano
en la vía pública.

Se aman…
con el impulso tóxico
de la basura cancerígena,
entre rogativas de limosna,
y el desprecio de las masas.
Con la ropa destripada,
viéndose manchas en la cara,
con el ruido de los autos,
y los lenguajes del semáforo.

Se tocan…
con sensuales aromas
de cemento de zapato,
con las uñas crecidas,
y fresco crack
sobre la nariz y los labios.
Nada perturba su idílico
diálogo de correspondencias.
Los guarecen los edificios
en su emporio laberintico
de graffitis y mugres añejas.

Sí, se aman…
En la confusión
del tráfico dominguero.
Magnetizándose
hacia la tosquedad de su belleza.
La calle es el escondite
para enlazar su pacto de bajezas,
esa perturbación de nieblas
de la precariedad venidera.

19-10-2014

Vegetísfora

Óleo de Christian Schole

Ella viste ahora
el húmedo filamento de las hiedras,
se le trepan láminas de hortalizas,
y helechos de la selva.
Sus ojos liberan agitados peciolos,
su piel huele a opiácea sustancia.

Ella se erotiza con la mixtura
del sol y del agua,
cantan sus membranas,
clorofílicas alabanzas.
Ha enfrentado
la herbal metempsícosis,
es alimento pastoso
de orugas, arañas
y langostas.

Desde sus pies crecen
espinas onduladas,
su corazón palpita
en una corola escarlata,
se hechizan las abejas y avispas
por su resina edulcorada.

La brisa mueve
sus estambres con invisibles aspas,
se abriga bajo pétalos
una libélula en su fase larvaria.
Su raíz condensa
la miel gelatinosa de la hojarasca.
Se mimetiza la madera,
en sus gruesas yemas y vainas.
La luz proyecta su cara abaxial,
engrosada lentamente con el sonido
de vegetales jitanjáforas
vibra estrepitosamente
el líquido torrente de su úvula cutánea.

Ella es un ente
de mandíbulas botánicas,
libera en el aire violáceo
el polen fertilizado del alma.

12-10-2014

miércoles, 8 de octubre de 2014

Plunisfia


 La luna ha liberado sus mansas criaturas,
se derrumban cascajos de los cielos,
el aire bifurca su frágil soplido,
el coro de las hojas se acurruca en su latido.
Ellas solo danzan,
se deslizan sobre los nimbos
y, en espirales, dan giros,
las magnetiza el viento
con efervescencia de hielo flamígero.

Implora en lo profundo
el ingobernable vacío,
su amígdala salífera ruboriza,
hay vital movimiento en el cauce del cirro.
El sahumerio de la lluvia
se dispersa en pájaros acuíferos.
Caen derretidos
los follajes de espuma
de un yerto árbol entumecido.

Se friccionan con alas blancas,
las vaporosas manos de la brisa,
hay calor en sus pieles de calcinita fina,
un estremecimiento anarquista
en sus fluidos sudoríparos.

La luna mira desde lejos,
como se alejan sus hijas
pelusas de su ojos
forman un barrizal blanco
con su légamo escurridizo.
La tierra magnetiza
las espinas dóciles de la rosa de los limbos,
recibe del aire inmortales suspiros.
Todo fluye en un silencio apacible,
y hasta crecen corales
en la arena del abismo.
Las plumas se enredan
en su lento suicidio,
hay mansa ternura,
que cae del paraíso.

***Huella del aire***
08-10-2014

domingo, 5 de octubre de 2014

Interpretación

 A Konstantín Stanislavski
"El actor", cuadro de Pablo Picasso

Sentir y ver situaciones,
abrir la imaginación,
percibir la variación
abierta a las sensaciones.
Libre sin más pretensiones
que ver expandida el alma,
para percibir con calma
y camuflar al actor,
quien es su fiel refractor,
cuando visiones empalma.

Oler y vivir el hecho,
vigilar lo que parece,
ser el alguien que padece,
incluso, sangrarse el pecho.
Hallar dolores y acecho,
amor en las circunstancias,
todo es cuestión de prestancias
cuando se debe vivir,
y el rol busque revivir
en sus extremas instancias.


***Huella del aire***
05-10-2014

lunes, 29 de septiembre de 2014

Coleopmida




Mundo de los escarabajos

Avanzan los escarabajos
impregnados de cera nacárea,
escamas de estiércol cubren sus cuerpos perlados,
nervios muertos de piedras calcáreas
barro de hollín y antracitas de grasas.
La madera leñosa es andrajo arbolario,
brinda resina de frutas,
y un agujero embrionario.

Allí van las huestes con pinzas,
friccionándose con filos que eclipsan,
lubricación de arenas necrofílicas
vegetales negros, delicias de Coleopmida.
Van devorando del aire sus gases,
mirando con ojos que expulsan su orina,
abono que plaga la tierra de vida,
vómito energético de sus audaces mandíbulas.

Coleopmida es una tundra
de amorfas burbujas negras,
las bárbaras coleópteras danzan despacio sobre ellas.
Sus hebras ásperas y cerdosas se enredan,
crujen los carbones subrepticios de la tierra.
Equilibrio magistral sobre el útero de arena
movimientos raspadores
que se funden y se quiebran.
Punzan las patas los barros pulposos
el movimiento rotativo
hace crecer las setas.

Coleopmida es un refugio de prehistóricas eras,
conocen su esencia
las cornudas reinas micófagas.
El licor de los árboles
los recubre y renueva.
Humedecen los vapores
sus tibias membranas rastreras.

El suelo se agita, las púas se tensan
las ninfas devoran el gluten de arena.

***Huella del aire***
29-04-2014

sábado, 27 de septiembre de 2014

Hormiplea



Hogar de las hormigas

El suelo se bifurca
en partículas levitantes y rupestres,
la luz busca en las cavernas
donde empollar su brillo,
ha sellado la tierra el minúsculo aposento calizo,
donde deambulan lamiéndose las hormigas.

Los enjambres eléctricos
van arrastrándose sobre la pétrea maleza,
son espermas de mamuts,
que buscan su óvulo en la triturada piedra,
ese bautismo prehistórico
que les confiere titánica fuerza.

El horizonte es árido y oscuro,
sudan las paredes su rancio secreto,
cáustico aroma de la negrura
que hace crecer mohos
de babosas canteras.

En los brazos del laberinto
se sepulta el ácido fórmico,
allí se dirigen las insaciables
para embriagar sus antenas raptoras,
ese instinto que provoca
la convulsión inquieta de su tórax.

Hormiplea extiende su imperio
en la fibra de la arena,
cada grano susurra
el compás de la sinfonía rastrera.
Ellas marchan y excretan,
huyen y se esconden
otras minúsculas bestias.
Es el temor soberano de la toxina malévola.

El hilo viviente olfatea el hoyo soberano,
protegen con celo la bóveda de los huevos,
el clan formícido y su latencia.
La madre custodia furiosa
la cóncava habitación de tierra.





***Huella del aire***
27-09-2014

sábado, 20 de septiembre de 2014

La niña buena

Contestando el texto “El niño bueno” de Julio Cortázar


Cuadro Iyan de Jesús

Y yo…
Lámina del aire que se incinera
en piélagos existenciales,
acepto este oficio de maestra de escuela,
me levanto a las cinco de la mañana,
marco formalmente mis horarios,
encarno mi rol de mujer sin quejarme.

Embotello las compasivas
entelequias que veo,
instigo al más bruno destino
para verme sin egos.
Opto por el envejecimiento,
los entrechoques del estrés
que me anestesian el pensamiento.

Veo con crudeza mi fracaso de poeta,
mi alma que palidece
por ser solitaria y sincera.
Mira que pobre amiga,
que a la hora de la verdad
se guarece en sí misma,
para advertir
la realidad de su pena.
Ese largo mapa de la vida…
sendero pedregoso,
sin esperas,
Alerta a la vibración de la belleza,
único consuelo que la llena.

No conoceré jamás
la libertad plena,
ese fluir incesante de la
verdadera pureza.
Acepto la incertidumbre
del desterrado.
Esas absurdas estructuras
con que se mueve el mundo,
para poner la
etiqueta de persona.

14-08-2014

El pirómano

Cuadro de Roberto González


                                                                               Dedicado a Cristhian Thor

Él hizo arder las palabras…

Y su alma pagana fue excretando
las polillas del fuego,
el mordaz instinto de un calor hambriento,
que anhela la carne poética
almizclada con tinta y sentimiento.

Ocultas leyes sentenciaron
la obscenidad de la llama,
ese arrebato psicópata,

que rastrea el vacío con la mirada.
El óxido del pasado
con su corrosión incendiaria,
la alucinación del polvo
que quiere transfigurar la semántica.

Él vino a robar el latido de las palabras…

Famélico el papel protegió la esencia,
la envolvió demente con contorsiones embrionarias
él observaba su dominación autócrata, villana...

Quedaron solamente cadáveres de poesías,
jadeos suplicantes de metáforas heridas,
olor de humo en la solemnidad de la lascivia
sensación narcótica
en su corazón de piedra.

El rito de la vida catequiza con el fuego,
él entiende que se trata
de un exorcismo siniestro
invenciones de su razón,
que aniquilaron el tedio,
aunque este concibiese solo
un instante de silencio.

Él se funde ahora en las llamas amargas,
baja la cabeza y le hablan las palabras,
no en archivos ni papeles,
calcinados con llamas
sino en lo más hondo de su alma.
.
***Huella del aire***
21-09-2014

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Señales

 Cuadro de Christian Schloe

La noche se deshizo
en amoratados fragmentos esquizoides.
En la menguante luna
se deslizan partículas de piedra.
El alma embalsamada
con agrias escarchas,
grita en el instante perpetuo,
es una momia inmóvil
con una mirada libertaria.
Mi ser se expresa
con silencios diluidos en el aire,
viste algas del olvido
que difuminan la esencia.
Es la oscuridad que transita.

La lírica melodía huye despacio
y remisamente, regresa,
rasga la espalda de los vientos
con secretas profecías,
la irradiación moja los cabellos
de los cielos,
me enredo desnuda entre ellos
y cambiante mi espíritu,
exhala soles blancos y lamentos.
Hay una consciencia
sediciosa y pasajera,
que revive la inercia seca de los suelos.
Quiere fluir la sangre del alma,
mancharse con la vida,
aunque la peleen con gritos
los granizos hambrientos de la tierra.
Mi boca desprende
flácidas moléculas de cuásares
el vacío se drena
hacia una puerta flotante.
Mis pies descalzos levitan
me llevan donde
la nada noche
se encariña con mi aura.
La mente entiende las señales,
divisa en el vacío
una isla purpúrea
calmada y desierta.

17-09-2014

Fermento


Vomitando va el sol sus secreciones,
que lubrican el páramo con fuego,
resplandor en el cosmos que es sosiego
a planetas que mueven sus axones.

Las desnudas burbujas con sus clones,
en el trance volátil de su juego
van quemando a los seres en su ruego
con la vida que siembran sus legiones.

Ya fermentan los astros su resina,
llamaradas de piedras, hiel, emésis
y toxina de niebla que calcina.

El calor dictamina ya la ascesis,
esta fibra en sus ascuas que gratina
con el agua del helio en su diuresis.

16-09-2014

Soneto endecasílabo melódico

jueves, 11 de septiembre de 2014

Fécula plomiza

 Óleo de Christian Schloe
 
Me lanzo hacia la noche infinita,
única monarca
que me guarece en su glóbulo.
Yo empapada de polvo de cometa,
me cuelgo de un meteoro
donde líquenes afloran.

Mis lágrimas azules
los cisnes sin alas se las llevan,
la beben filtrándola en campanas
para que fluya el incienso
de la música.
No existen brillos estelares
en esta oscuridad hostil y vetusta,
solo una gravitación errática
de prismas que fragmentan
su policromía.

Mi boca habla con
acíbar de frutas descoloridas.
Mi suspiro traspasa
la fricción aurea del sonido.
Hay un lamento equidistante,
que busca mi espíritu
poblado de secos lirios.
Miro aciagamente
mi libertario vuelo
sobre el monte
que con mis ojos gira.

Mi alma es fécula plomiza,
alimento de esa nada que transita
en pedregales de ónice,
que como estatuas de azúcar
se estratifican.
La noche llega
en melodía de bambúes y mirtos,
he ido tras de ella
siguiendo la vibración de la brisa.

11-09-2014

sábado, 6 de septiembre de 2014

Esqueleto de tinta

Óleo de Christian Schloe

La noche me rasga con ortigas
que caen de los cielos.
Nadie me dijo hoy que el silencio
vendría ebrio reinventando sus
brazos carbonizados con la boca del miedo.
Mi mente ha olvidado la presencia,
es una mirada detenida
sobre la rasgadura
de una puerta que vuela.

Hay figuras del olvido
merodeando desiertas,
las observo huyendo
desde mis pensamientos.
Una mariposa se suspende
sobre la piel de la niebla.
La atrae mi cuerpo
para distraerme en ella.
La noche vino a expiar
sus últimas estrellas,
las fueron secuestrando
unas azules cigüeñas.

La soledad huele
a salobre desprecio.
A pulsaciones lejanas,
e incontinentes pensamientos.
Cáscara de la oscuridad
que envuelve mi húmedo aliento.
Espirales de polvo
adhiriéndose a mis cabellos.

La noche tiene
el vestido del aire.
Zarandean sus pies descalzos
moviendo las esferas.
Yo en el instante del ruego,
un esqueleto de tinta
esmaltado por la inercia.

***Huella del aire***

05-09-2014

Diacronías

Bjork "Moon"

Etérea seda del viento,
nenúfares sobre la laguna del aire,
el hada sepultando su aliento,
la arena que llora sonidos de sales.

Ella solo levitando…

Vestida de una música
que susurran los árboles,
luciérnagas que transbordan
sus gemidos en frutos de sauces.
La lluvia en hebras de escarabajos
ácratas ondas de su alma.

Criatura expatriada del cielo,
que patina en las elipses de los astros.
Polvo errante del universo
materia difusa en el eco
siempre en lento nacimiento.

Tu cuerpo se apodera
de mi vacío subterráneo,
arroja habas de la vida
sobre mis pestañas de huérfana.
Yo soy ahora un ruido
que nace desde las enredaderas.

Amazona de las nubes,
caen sobre tu frente miles
de esferas oceánicas.
Lágrimas de ángeles,
que celan los misterios de la tierra.
Profundidad del aura,
secretos de los pétalos,
que en la noche se encumbran, saltan…
perdiéndose en el ojo de la luna
junto a cristalizadas estelas.

Devoro tus escarchas opiáceas
me revelo humana
viéndome en el instante eterno.
La música, una profecía de la existencia,
tu voz que quema con resonancias de hielos.


***Huella del aire***

1-09-2014

Cromatismo neutral

Óleo de Christian Schloe
  
Noche fría,
escarchas de sal sobre mi mente vacía,
gotas azules del glaciar.
El aire huele a lluvia de luna,
a hiedras de soledad.

Respiro...
dejo pasos difusos,
llaves en las follajes
que se empiezan a herrumbrar.
¿Acaso es esto un delirio?
¿Un instante que no se quiere arraigar?

Me habla con acritud el destino,
el viento con su fugacidad,
el asfalto cruje desde dentro,
mi corazón es de cal.
Mi ojos se expulsan al abismo.
El alma absorbe
a toda la humanidad.
Látigo lívido del aura,
ser extraviado que se quiere buscar.

Respiro…

Comprendo mi circularidad…
esas pupilas oscilantes
descifran mi cromatismo neutral.
Filamentos de mi imaginación
¿por qué se quieren erosionar?

Nieve invisible de la negra noche,
tu frialdad me consuma,
no quiero saber la verdad.

***Huella del aire***

28-08-2014

domingo, 24 de agosto de 2014

Arena del aire

Óleo de Tomasz Alen Kopera

Conciencia perpetua del instante: 
lóbrega distancia llena de vida
que a ti me acerca…

Estatua de la sombra,
rígida criatura humedecida de penumbras,
Tu quietud es movimiento sincrónico
en mi hereje alma.
¿Podrían las voces del árbol
decirte todo cuanto ya decidí callar?

Hay violetas de agua
cayendo sobre tus ojos desiertos
signos sectarios de la noche,
figuras asimétricas que cincelan
con arena del aire mi sentimiento.

Creo que te amo
o te quiero amar… 

Conocer detrás del silencio
la condena de tu abismo,
la manera que me hieren con dulzura
tus pálidos cristales 
con racionalidad glaciar.

Arena del aire…
dunas de las palabras,
labios de los suelos:
Absorban con ternura esta vitalidad.
Misterios que llora el destino
como viento astral que no se puede atar.

Conciencia perpetua del instante: 
El karma del universo,
que me desintegra el olvido
cuando te siento en la oscuridad. 
Honda llenura de tu ruego,
mi ser queriéndote arraigar,
Los dos íbamos hacia el mismo éxodo.
Misteriosa eternidad.

***Huella del aire***

23-08-2014

domingo, 17 de agosto de 2014

Ceniza de luz

 Óleo de Robert Dowling

Era este soplo en el instante
un aguijón en mi alma que me hiere
con la dulce toxina de tu presencia.
La voz de la noche en tu esencia de poeta,
la frágil caricia
albergada en la insolente
expectación del silencio.

No dejo de pensar en ti,
en cada hueso de tu esqueleto sensible,
en tus venas de vidrio
que celan el amor como pieza de museo.

Si supieras cuánto te extraño…

Cuánto la vida anhela
que te rodeen mis manos.
Delirio fractal
en la secuencia indescifrable
de nuestro dolorido caos.

Áspero arrebato,
estremecimiento que
me pulveriza con lágrimas
de orquídeas y violetas.

Me quedo solo pensando, anhelando…

Abrazando mi corazón
para que no se haga de agua.

Pero te siento,
imposible no impregnarme de tu aliento…
Percibo en el aire tus señales desiertas,
las drago en mi ser,
para que me hablen de tus sentimientos.
Quizás con mis gemidos
pueda difuminar sus sellos.
Esas marcas absurdas
que nos sentencian
a ser estatuas de miedo.

¡Oh, ternura del viento,
no te despedaces!
Ceniza de luz,
que entibia mi esperanza
llueve sobre él 

para que no se vaya.


***Huella del aire***

18-08-2014


domingo, 10 de agosto de 2014

Carruaje Musical


                                                                                   A Ludwig van Beethoven

Retrato de Ludwig van Beethoven cuando componía , Joseph Karl Stieler (1781-1858)

En el mordaz silencio cobijabas
la celestial esencia del sonido.
Él heredaba manso su gemido
y de profundos huecos lo salvabas.

Naturaleza pura tú celabas
en tu mental encierro malherido.
Egoísmo sensible, sí sufrido
por esta vida dura que palpabas.

El musical amor fue tu ropaje,
la poesía tierna que te calma
con las caricias suaves del paisaje.

En libertad sumisa que desalma
abordarás del aire tu carruaje
por el sendero límpido del alma.

***Huella del aire***

11-08-2014 

Fondo: "Claro de Luna"  de Ludwig van Beethoven

Engañoso pensamiento


 Óleo de Harold López

Aquel que estalla en ideas,
pero se esclaviza en la creencia,
ajeno de la duda,
aferrado a su ciencia
oxidado entre palabras,
pasiones que tiranizan.

Aquel que todo lo profana,
y que en estatismo corroe,
mutando a la quietud insana,
sin que la realidad del mundo,
trastoque al alma.

El que anhela ser,
aunque ya sea,
atestado de conflictos,
en búsqueda de fugas,
o realidades superfluas,
sin que exista el deseo
de esclarecer la sentencia,
o al menos
lograr entendimiento
por la propia cuenta.

El que alimenta desde inicios
una raíz muerta,
su limitado conocimiento.

Triste panorama de la fe,
que opaca el deseo
de desarmar el dilema.

***Huella del aire***
17-03-2014

miércoles, 23 de julio de 2014

Tristeza romántica

 Porque el que se fue,
Con lo que llevó,
Se dejó el silencio,
Y llevó la voz.»
Llorad, corazón,
Que tenéis razón.

(Luis de Góngora)
 

"Mujer" , Óleo de Serge Marshennikov  

En el aire diáfano se infiltra tu esencia.
Yo la busco cegada, absorta de silencios.
Me has dejado tan sola, soy raíz yerma de ausencia.
Voz de la negra noche invocando suplicios.


Temerosa me siento y duele la carencia.
Mi humanidad late, absorbe tus desprecios.
Va bebiendo el veneno, lastima su inocencia.
Anhela la libertad, mas se hunde en precipicios.

Va gimiendo el recuerdo, sollozo con el viento.
¿Alma, no te resignas? ¿Quieres vivir el duelo?
¿Partir a tu caverna? ¿Dominarte de miedos?

Persigue aquella brisa, viene a contar un cuento.
Caricias trae a tu alma, sensación de consuelo.
A tu cuerpo ingenuo herido de recuerdos.


***Huella del aire***
22-11-2013


Fondo musical: Yiruma

miércoles, 16 de julio de 2014

Azules fracciones

"Mujer" , óleo de Anouck Caron 

Te busco cada noche sumergida en el viento
tan marinos tus labios, sin poderlos besar.
Tan líquidos tus ojos y yo en este aislamiento,
resignada al silencio, para verte pasar.

Salvaje tu fragancia me secuestra el aliento,
dulce caricia de agua, cuando brota el pesar.
Transparente tu piel en dócil movimiento,
ondeante marea, que me quiere amansar.

Debo lejos sentirte, rogar tu libertad.
aquietada en la orilla, como arena de mar
toda yo salpicada con azules fracciones.

Debo ya resignarme, cobijar la verdad.
ser ahora burbuja, que se quiere esfumar,
en el lecho de tu agua donde van mis pasiones.

*** Huella del aire***
17-12-2013

 

sábado, 12 de julio de 2014

Presentimiento

 Óleo de Alex Alemany

Miro el cielo, 
cuánta mansedumbre viene de su profundidad,
quisiera que vivas tantas cosas conmigo, 

sin embargo no estás.
Estoy tan vigilante,
aprendí a sangrar lentamente la luz, 

cuando mi ser atrae para sí oscuridad.

Presiento que derramarás sobre mí tu silencio,
que tu amor huirá en fuga hacia otra alma

que le brinde lealtad,
pero solo yo te veré en un sueño violeta
en el que nunca más volverás.

Siento tan penetrante el impulso de la brisa,
las flores, sin pedirlo, 

me regalan su hermosura y eternidad.
Me resigno a germinar en mi alma 

la semilla del olvido,
sin embargo, se marchitan sus raíces 

porque mi ser ha amado de verdad.

Tu recuerdo disemina en mí traviesas espigas de ternura…
mi espíritu se alimenta de ellas en una completa orfandad.
Quiero por momentos alcanzarte, buscarte…
seguir las huellas de tu imagen , 

tus mantras sonoros en mi cuerpo,
pero todo es tan inútil, simplemente

 porque ya no estás.

Conocí otra vez la fuerza de la pasión,
la profunda espina de su sustancia,

 su intenso calor.
Quise retener la enormidad del sol en mi espíritu,
pero llevas sus rayos a otra piel crepuscular.

***Huella del aire***
1-11-2013

Sonoridad del vacío


"Panorama del desierto" fotografía de Daily Jara 

Cuánto vacío...
El viento recorre senderos ondeantes,
es errante forajido.
Agrieta voraces rocas que beben fuego,
suplicantes al sol que brama intenso su estallido.
Hay una apacible decadencia en el páramo,
fisura mineral que salinas dunas repliega.

Desde el centro seco
la arena reposa.
Penetra hondos nidos donde presurosa se derrama.
Las plantas están en exilio,
se pierden en espejismos
tragadas por hambrientas colinas.

El silencio entierra sus raíces,
se funden cristales en ásperos laberintos.
El sol es generoso,
sangra su luz en la tierra.
Solo el murmullo del aire se siente,
es una presencia tan huérfana y desnuda.
Dialogan los cerros en el horizonte
revelando sus antiguos secretos.

Se funden secas capas de tierra
misterios inconclusos del universo,
fúnebres latidos.
Y me pierdo en su belleza homicida,
revoloteo como hojarasca seca,
traspasando la densa sonoridad del vacío.
 

***Huella del aire***
12-2013

lunes, 7 de julio de 2014

Acercamiento al amor

 El amor no es pensamiento.
 El amor no es deseo, no es placer, 
no es el movimiento de imágenes, 
y en tanto uno tenga imágenes 
del otro no hay amor.

(Jiddu Krishnamurti)


"Danzando en el agua", Autor desconocido
 
Libre…
en esa plenitud que ni siquiera
se comulga con palabras,
que no se quiebra por la imagen,
porque no se apega,
porque no es emoción,
porque para fluir, observa.
No busca ni el instante,
pues, renunciando al egoísmo,
despliega.

Amor, tan puro…
no contaminado ni siquiera
por el pensamiento.
Solo comunión interna,
fuerza sagrada
que se expresa.

Que no es deseo,
no porque no lo quiera,
sino porque renuncia,
para encontrar en el alma
su verdadera transparencia,
esa vibración sagrada,
que es silencio,
y nada espera.

Sin la fisura que fragmenta
solo exploración,
el aprendizaje,
y su belleza.


Huella
29-03-2014


Instante

Imagen de autor desconocido

Un día más,
la vida emerge
con su flujo poderoso.
Es ahora noche
con su maternal silencio,
pátina oscura
de un plácido sueño
un instante en la pupila
el cese quizás
de los pensamientos.

Me acarician
las formas del vacío
la brisa que esculpe
siluetas en el aire.
Son sensaciones que pasan,
como nubes que dispersan
pétalos de agua.

Se esfuman
los afanes del día…
Heredo la quietud
de una estrella,
la mansedumbre
de las hojas.

Mi yo se abarca completo,
se funde con el viento nocturno,
es una ausencia redimida,
una reverberación
del alma en su conocimiento.

Ceso mi voz,
mas siento mi aliento,
el eco cercano
del universo,
que viene del instante
que es ahora momento.

***Huella del aire***
20-03-2014


Comprensión

Óleo de Jorge Pezaroglo
 
Problemas, heridas de una diaria crucifixión...
Ataduras de un intenso afán, total contradicción.
¿Para qué huir de ellos?
Buscar en tantas cosas evadir su dominio,
aunque alienada sigo al clan de su fastidio.

Entenderlos, enorme privilegio del guerrero,
la profundidad del entendimiento;
la comprensión, el socavar interno.
El batallar la mezquindad de la mente,
su eterno cuerpo manchado de egoísmo,
su represión caótica al vertiginoso deseo.

¡Qué gran luz el autoconocimiento!
Destruir sin resistencias el problema,
su estadio que se hace perenne en la conciencia,
que crece peligroso como una bestia vigorosa.

Aprender...
Instalar en el alma la llave de la comprensión,
apropiarse del milagro de la auto sanación,
sin parciales rutinas, solo creación del amor.

***Huella del aire***
4-11-2013


domingo, 8 de junio de 2014

La niña genio



Hábil es la niña genio,
que ha inventado una nave,
analizando la clave
con su poderoso ingenio.

Quiere preservar la vida
explorando el gran espacio,
examinando despacio
sin verse nunca rendida.

Goza de mucho coraje,
proyectos va a conducir,
y de muestras deducir
que puede lograrse el viaje.

Se ocupa de la existencia
que tendremos a futuro,
todo debe ser seguro
aprobado por la ciencia.

Debe ser de calidad
este vehículo errante
dependiente del hidrante
al lucir su cualidad.

Así con feliz destino
lograr hallar placidez
donde exista calidez
para un disímil camino.

01-05-2014

***Huella del aire***

sábado, 31 de mayo de 2014

Chocolate

Óleo de Óleo de Antonio Gutiérrez de la Rosa 

Saboreo el chocolate
y me impregna su dulzura,
ese aroma que perdura
sin que nadie lo arrebate.

Lo siento ya derretido
halagando toda mi alma,
es emoción que da calma
tras haberse consumido.

Brota saciado el placer
en salvaje sensación,
heredo su curación
volviendo en risa a nacer.

Golosa clavo un mordisco
me penetra el olor suave,
el azúcar es la clave
de un impulso tan arisco.

Su textura me transmite
lo meloso de la crema,
se derrama como yema,
fundiendo cada confite.

Así aguardo muy ansiosa
repetir este prodigio,
que con sabor da prestigio
a golosina sabrosa.

***Huella del aire***

sábado, 17 de mayo de 2014

Abstracto

                   
                                                                                                           A Koke, con cariño.
                                                                                       
Era tu alma un pincel,
que hereje buscaba el amor
con capricho dulce,
y paso ligero.
Ese estampido armónico
del color y las manchas,
que nos abraza con un arcoíris,
despertándonos la sonrisa desde dentro.

Extraño príncipe suicida,
que con la libertad del aire
dibujas burbujas en movimiento.
Nos ensamblas locamente
a las estructuras amorfas
de tu mundo de sueños.

Eres ese impulso
vibrante y cromático…
que se apoderaba de nuestro cariño
haciéndonos aves en vuelo,
eternamente ilustrados
con tu disonante asimetría.

Misterioso enmascarado,
que aún en delirios,
nos haces repetir tus ecos.
Somos marionetas felices,
divirtiéndonos salvajemente
en tu juego.

***Huella del aire***

domingo, 11 de mayo de 2014

Te levantarás de vuelta

                                                                                              A los hermanos de Valparaíso, Incendios de abril 2014


Valparaíso,
ciudad azul,
acariciada por el mar,
de quien eres hijo
y centinela fiel
y constante.
Te levantarás de vuelta,
con el esplendor del comienzo,
cuando desde ese enorme vacío
se extienda vigoroso
tu aliento.

Otros designios del destino
no te vencieron,
tampoco lo harán
estas insurrectas llamas
que contra ti arremetieron.
El dolor es parte de la vida,
pero también la esperanza
del renuevo.

Valparaíso,
ciudad que flota
sobre los brazos rebeldes del viento,
no decaerás ante esta dura prueba.
Volarás como gaviota,
ante un panorama incierto,
y aunque se difumine tu ruta,
el amor será tu sustento,
esa fuerza que une a tus habitantes,
que les hace uno en su ruego.

***Huella del aire***
16-04-2014



domingo, 27 de abril de 2014

Al sentir el dulce abrazo

Óleo de Antonio Téllez

Al sentir el dulce abrazo,
cobijo mansa ternura,
y me elevo a la locura
de dormir sobre un regazo.
Soy de la brisa un retazo,
frágil en su sencillez,
cuando siente calidez,
para amor en si fundir,
y a la cruel tristeza hundir,
con toda su solidez.

Abrigo consolación,
y en la piel sinceridad,
llena de benignidad,
gozo en la declaración.
Despierto una invocación,
que implora suaves caricias,
aferrando las delicias,
provistas en el instante,
en el matiz del talante
en que se ofrecen primicias.

Huella
10-04-2014

viernes, 18 de abril de 2014

No entiendo

Cristo crucificado, oleo de Murillo

No entiendo por qué la muerte,
tuvo que ofrendar la vida,
o inmolación dura brida,
para cambiar nuestra suerte.
No quiero en daño ser fuerte,
ni obtener la salvación,
o rogar por sanación,
si el dolor va a redimir,
y expiación a reprimir
mi alma expuesta a tentación.

Es cierto que abriste el cielo,
pero por qué con matanza
si tu amor logra mudanza,
alegría en vez de duelo.
Si poder quebraba el velo
tenías que cruel herirte,
y de la sangre teñirte,
para nosotros vivir
y en dulce paz convivir,
cediendo a lo que cumpliste.

Huella
17-04-2014


sábado, 12 de abril de 2014

Hojarasca


Las hojas en movimiento,
se suspenden en la brisa,
planean mansas, sin prisa
sobre el aire somnoliento.
Se disuelve el pensamiento,
en la frágil hoja hereje,
que cada rama desteje,
pues largo ciclo declina,
y ya la vida culmina.
Vendrá cuando todo añeje.

El árbol paciente duerme,
lo acunan gotas de lluvia,
o el rocío que diluvia.
Le consuela ver que merme
brillo sin que todo yerme,
pues la tierra guarda vida,
y la energía se cuida,
para ya fluir en su instante,
al retoñar lo flagrante,
en su vibración sin huida.
 

Huella
05-04-2014

sábado, 5 de abril de 2014

Tierra


                                                                                                                        A los hermanos chilenos, Sismos de abril 2014.

Eres fuerza tan vibrante,
que estalla salvajes sismos
y comunicas con trismos,
tu inquieto cambio rodante.
Eres materia flotante,
arrojada a la deriva,
donde el misterio cautiva,
anhelando retundir,
y su plasma sacudir
desde inmensidad nativa.

¡Dulce tierra, no te agites,
en ti seguros vivimos,
y tu energía sentimos,
muestra tu paz, no palpites!
Desde el cosmos nos transmites,
el flujo de tu existencia,
pues armonía evidencia,
para poderla sentir,
y de plenitud vestir,
cuando tu amor se potencia.

Huella
06-04-2014


viernes, 4 de abril de 2014

Germinar

Edición de video: Huella

La vida está latiendo, revela su belleza,
en la fértil entraña se escucha movimiento.
Vibración de raíces que revisten pureza,
apacible energía del vital nacimiento.

Dilatación silvestre despliega en su grandeza,
bautismo de colores sobre el suave elemento,
hojas que buscan sol y en sus brillos riqueza,
para beber del astro nutritivo alimento.

Y lo que ahora vive se quiere ya esculpir,
es rastro de universo la serena pulsión,
que prodiga existencia cuando en tierra cultiva.

Aliento originario que vuelve a estrumpir,
el latido del cosmos en su rauda fusión,
dejando ver misterios en terráquea deriva.

Huella
30-03-2014