miércoles, 17 de abril de 2013

Viento


Te deslizas sobre mi piel
y te siento extraño y a la vez tan omnipresente, cercano...
Te escabulles dentro de mí, y tu diáfana presencia
entona canciones nocturnas en mi alma.

Vienes tan hereje de algún sitio perdido,
vas atrapando los ecos de vida de aquellos habitantes lejanos,
Llevando el polen en el vaivén en que gira tu vida,
o besando la humedad de las aguas en la tarde.

Busco en tu lánguida agonía

algún aroma de selva y de pampa.
Los sonidos de las rocas absortas de inercia
o quizás el último suspiro de un pájaro en vuelo.

Estás en toda la naturaleza dormitando.
Eres amante del fuego al avivarlo,
amigo de las velas de los barcos,
en el rumbo vacilante que han tomado.

Viento extraño, misterio de algún rincón escondido,
en sincronía con nubes de algún reino dorado.
Por ti suena la flauta para calmar el espíritu,
en sus notas ilusas al olvidar el pasado.

Viento...
Que tu frescura contagias
cuando el sol enloquecido con calor abraza.
Y te aman todos los seres que respiran,
eres un soplo sagrado que les da la vida.

Huella©
14-03-2013


7 comentarios:

Anónimo dijo...

(...)La natural belleza de su canto al viento se inclina para decir que deja mudo a medio mundo y al otro medio le da fuerzas para seguir rodando...
Sus diagonales inversas viajan con gran destreza quedando las mía quietas para solo ver volar sus inversas volverse rectas en el surco natural de un campo con viento y cerca...
Me inspira usted algo así y espero no sea molestia.
(...)¡Qué triste vaga el viento
es tan corta su alegría
y tan vasta su tristeza!.
No le importa la prisión
ni le importa, la tormenta,
si con desatino acierta
reunir al mar con luna llena...
Sigue siendo un enigma para mí su pluma cuando recorre el vivo encanto de la naturaleza...
Un saludo.

FG dijo...

El viento, que nos llega, nos envuelve, abraza, acaricia.... Nos lleva aun sin quererlo más allá de la imaginación regalándonos aquellos momentos que casi sin quererlo se dibujan en la memoria de los instantes perdidos. Tal vez un murmullo pueda regalarnos también... Y es que en sí mismo, el viento es la magia de los sentidos.

hermoso poema!!!!

Daily Jara dijo...

Anónimo, verdad que si... nada puede detener la presencia del viento en todas las cosas que armoniosamente descansan en la naturaleza. Sus versos, son un paseo delicioso que nos llevan a través del viento unidos a su presencia etérea, cósmica...

Daily Jara dijo...

FG, si la vida tiene algo bello, realmente es el don que nos prodiga la natureleza, en ese universo hay misterios indescifrables, sensaciones que nos unen a su sustancia enteramente pura.

Anónimo dijo...

(...)Agradecería al viento que tu viera un soplo de respiro y me dejara escuchar sus versos vagando por cualquier rama que se le antoje prestarme...Agradecería al aire que me trajera la música que acompaña sus versos...Agradecería, sí!
Un saludo.

Daily Jara dijo...

Entonces venga conmigo amigo anónimo...dejemos que el viento nos sumerja en su atmósfera etérea. Seamos como dos hojas flotando en la góndola del aire, escuchando los susurros de las nubes y acariciando la fragilidad de las flores...sea usted conmigo una sola energía y fluyamos para la eternidad de los instantes sin tiempo.

Anónimo dijo...

(...)¿Sabe qué?, sus linguísticas notas musicales arrullan la rama que el viento me cedió para navegar por el aire y llegar hasta su voz...Cuán quisiera remar por esas nubes de tan extrañas formas para disfrutarla aún más...aún más....cerca...
Un saludo