domingo, 8 de septiembre de 2013

Erótica al vacío


                                                                                   
                                                                                                                            A  Paul
El tiempo pasó…
Encuentro que mi subsistencia de mujer se amilana ante la fuerza del sentimiento, mi pecho se abulta de  rabia, y un sol acrisolado de ira tempestuosa, me hace apretar el puño de la franqueza.
Es cierto… se repitió de nuevo la procesión del deseo, el paso parsimonioso de las pujanzas corporales y la posterior correspondencia orgásmica del éxtasis, que devuelve el bozal al salvaje egoísmo de la carne
Muy dentro de mí, como aullando fantasmal un lamento atroz, se cuaja el recuerdo de tu presencia. Veo nuestras  fotografías, percibo que el ayer se acerca de nuevo, me enloquece monótonamente  el vaho noctámbulo del recuerdo.
Te poseo otra vez proyectando una pinacoteca mental de nuestros cuerpos aferrándose el uno al otro como dos gatos en celo.   El erotismo de tu entrega me duplica el deseo.
Tiemblo de nuevo y me excito en el silencio de la inpresencia. Me veo otra vez como una perdida y etérea  en tus caricias. El eco sonoro de nuestras pocas palabras, y la apretujanza de la piel que se enreda entre movimientos eternos y plácidos.
Quiero pensar en que no te amé fugazmente en esos días, que extraño el juego azul de nuestros estremecimientos, y que si bien quise esfumar  para siempre la huella de lo vivido, anhelo estar en  penitencia sobre tu piel desnuda. Ir a buscarte, amarte de nuevo.

Huella



4 comentarios:

Anónimo dijo...

(...)Cualquier hombre sensible sucumbe ante ese néctar que sale de un corazón como el suyo.., feliz aquél y espero lo vea...
Un saludo.

FG dijo...

Amiga tengo que decirte que si habitualmente tú poesía es deliciosamente hermosa, esta vez con esta prosa poética te adhieres a los sentimientos que emanan directamente desde el corazón. Me encantó muchísimo leerte.

Besitos!

Daily Jara dijo...

Y que podemos decir cuando el amor está alli clavándose en nuestro corazón aun en la ausencia...

Daily Jara dijo...

Gracias Anónimo, FG por venir a mi orilla ...que el sol violeta de la poesía ilumine sus corazones.