lunes, 23 de septiembre de 2013

A la deriva

 "Bob Dylan" , Óleo  de  Jiménez

                                    A  Bob Dylan

¿De dónde saliste?  me pregunto....
en que noche salvaje  fuiste herido por la música,
para que todo en ti sea una dulce canción.
Bohemio vagabundo que suspiras a la luna,
procurando con tu guitarra desterrar las almas de su olvido. 

Haciendo principios de finales,
buscando las sensaciones que quedan en las estrellas más brillantes.
Aullando como perro en algún callejón de la ciudad
sin que nadie escuche, solo meditando....
revelando tus verdades heridas por la lluvia
o viendo a las palomas en el poste del parque  ir a posarse.

Es tan cálido oírte...
 desgreñado viajero de las rutas desoladas,
cavernícola urbano,  colorido gitano.
Arrinconarse en tu esquina sombríamente iluminada
e ir a dejarse llevar por el sonido de tu armónica. 
Ser  nosotros en el viento que te pertenece
como volátiles hojas que a la deriva se mecen.

Eres una especie de héroe de la noche,
solitario ermitaño que va huyendo
tras una melodía que de repente crece.
Y nos llevas contigo a la deriva
 de esas benditas piedras rodantes.
En la angosta carretera de la vida
donde los abandonados de la noche las levantan.

Huella


3 comentarios:

FG dijo...

Bellísima poesía que dedicas a un gran artista de la música. En verdad que me ha parecido muy hermoso tu poema.

Besitos!

Anónimo dijo...

(...) Mi querida escritora especial, es siempre un gustazo leerla y escucharla, espero no me prive de tal privilegio...
Un saludo.

Daily Jara dijo...

Gracias amigos, me siento en una plenitud única al ser acompañada por ustedes a través del noble ejercicio de la lectura. Les amo tanto...dedico cada uno de mis versos al alma que mira tras sus ojos.