domingo, 1 de diciembre de 2013

Sensación Musical

"El pianista", óleo de Jorge Aranda
cayó el piano, el pianista
y el concierto,
y todo fue sonido,
torrencial elemento,
sistema puro, claro campanario.

(Pablo Neruda)

A Frédéric Chopin

Por las grietas de mi alma tu música se vierte,
el sonido me llena con cálida esencia.
Se desarma la noche, tu nocturno me advierte,
reviven las estrellas palpitando la ausencia.

Quiero ser el sonido, la música traerte,
volverme sensación, que aleja la carencia.
Ser la luna que emerge secuestrando lo inerte,
ritmo que va vibrante, todo en suma latencia.

Y decirte en susurros que alimentas el amor,
cuando triste mi noche se llena de aspereza,
cuando todo es un río que mata esta vida.

Y rogarle a tu piano cantarle a mi dolor,
porque tu lo viviste mas creaste belleza,
cobijando bondad en musical guarida.


Huella

Fondo: "Nocturno" - Frédéric Chopin

4 comentarios:

Martín A. Pereira dijo...

hola amiga que bella es la música tan inmensa en sus formas y matices es infinitamente bella muy lindo el poema le pones una sutileza y delicadeza a tus palabras se siente como parte de la melodía gracias huella

Anónimo dijo...

(...)Sencillamente, mágica...
Un abrazo.

Daily Jara dijo...

Gracias Martín, es el poder de la música que me rinde e inunda mi alma.

Daily Jara dijo...

Gracias amigo Anónimo, siempre cálida su presencia aquí en este jardín violeta...