sábado, 12 de julio de 2014

Presentimiento

 Óleo de Alex Alemany

Miro el cielo, 
cuánta mansedumbre viene de su profundidad,
quisiera que vivas tantas cosas conmigo, 

sin embargo no estás.
Estoy tan vigilante,
aprendí a sangrar lentamente la luz, 

cuando mi ser atrae para sí oscuridad.

Presiento que derramarás sobre mí tu silencio,
que tu amor huirá en fuga hacia otra alma

que le brinde lealtad,
pero solo yo te veré en un sueño violeta
en el que nunca más volverás.

Siento tan penetrante el impulso de la brisa,
las flores, sin pedirlo, 

me regalan su hermosura y eternidad.
Me resigno a germinar en mi alma 

la semilla del olvido,
sin embargo, se marchitan sus raíces 

porque mi ser ha amado de verdad.

Tu recuerdo disemina en mí traviesas espigas de ternura…
mi espíritu se alimenta de ellas en una completa orfandad.
Quiero por momentos alcanzarte, buscarte…
seguir las huellas de tu imagen , 

tus mantras sonoros en mi cuerpo,
pero todo es tan inútil, simplemente

 porque ya no estás.

Conocí otra vez la fuerza de la pasión,
la profunda espina de su sustancia,

 su intenso calor.
Quise retener la enormidad del sol en mi espíritu,
pero llevas sus rayos a otra piel crepuscular.

***Huella del aire***
1-11-2013

4 comentarios:

FG dijo...

No sabría si con decir que la nostalgia anda abrigada en tus versos, sería suficiente para atrapar el sentido de tu poema, es también un cúmulo de tristeza, pero de esa que está adherida en el alma y duele al leerla. Me gustó y mucho.

Besos!

Anónimo dijo...

Mi querida pluma en el aire, siempre es muy hermoso leer lo que tu corazón envía a través de tus manos...Gozo esperitual requerido para mis afueros.
Un abrazo.

Daily Jara dijo...

Querida FG, qué linda sorpresa tenerte aquí amiga mía. Que te puedo decir mas que mi corazón aúna siempre sentimientos vertiginosos, soy demasiado pasional y a veces el ánimo decae, otras veces se retrae en reflexiones o festeja. Esos son los límites a los que nos lleva la vida. Ella siempre nos está invitando a una comprensión más profunda de lo que somos. Abrazo.

Daily Jara dijo...

Anónimo, ciudadano leal de este territorio poético, te abrazo con todas mis fuerzas. Mi corazón siempre está conectado al tuyo a través de la poesía. Siento tu cariño en cada palabra, y percibo como elevas tu sensibilidad al punto de comprensión que mi alma anhela. Gracias siempre por ese gozo espiritual. Esta celebración poética.