sábado, 12 de julio de 2014

Sonoridad del vacío


"Panorama del desierto" fotografía de Daily Jara 

Cuánto vacío...
El viento recorre senderos ondeantes,
es errante forajido.
Agrieta voraces rocas que beben fuego,
suplicantes al sol que brama intenso su estallido.
Hay una apacible decadencia en el páramo,
fisura mineral que salinas dunas repliega.

Desde el centro seco
la arena reposa.
Penetra hondos nidos donde presurosa se derrama.
Las plantas están en exilio,
se pierden en espejismos
tragadas por hambrientas colinas.

El silencio entierra sus raíces,
se funden cristales en ásperos laberintos.
El sol es generoso,
sangra su luz en la tierra.
Solo el murmullo del aire se siente,
es una presencia tan huérfana y desnuda.
Dialogan los cerros en el horizonte
revelando sus antiguos secretos.

Se funden secas capas de tierra
misterios inconclusos del universo,
fúnebres latidos.
Y me pierdo en su belleza homicida,
revoloteo como hojarasca seca,
traspasando la densa sonoridad del vacío.
 

***Huella del aire***
12-2013

2 comentarios:

FG dijo...

A veces el silencio precisamente en su inmensidad es como un grito, un alarido que nos llega directamente y ensordece. Y hay espacios tan vacíos que precisamente producen esa sensación.

Besos!!

Daily Jara dijo...

Es así mismo, amiga. Ese vacío tan profundo me hizo conciente de la enormidad de la naturaleza, Dios a través de ella. La contemplación es un estado puro donde hay una conexión espiritual con la belleza.
Esos momentos desentrañan lo que también yo tengo en el alma. Un abrazo.