domingo, 30 de noviembre de 2014

Soneto a una perrita

Foto: "Aftenka"

A Aftenka, una perrita de la calle

Eres dulce criatura que me cuidas,
vigilante a rebeldes pensamientos.
Yo percibo tu voz, tus sentimientos,
ese amor que me ofreces con lamidas.

Solitarias andamos abstraídas
disgregando del alma sus fragmentos
disfrutando con gozo los momentos
que despiertan de noches ya vividas.

Tu presencia que tierna se adormece
me substrae del mundo y su cruel tedio,
es caricia canina que guarece.

A tu lado rehúyo del asedio,
el temor del mortal se desvanece
hay cariño que cura y es remedio.

***Huella del aire***

30-11-2014

1 comentario:

Martín A. Pereira dijo...

Que ternura amiga aquí en mi barrio hay tantos perritos abandonados me alegra que le des un espacio a ellos también besos