jueves, 9 de mayo de 2013

Sueños en Zambia

            
   
                                                            A Fanty

Volando en un diente de león  y abrazando las nubes violetas,
 llegué hasta una colina bronceada de Zambia.
Iba siguiendo los cantos ancestrales,
cruzando los mares del viento al traspasar sus portales.
La selva toda me abría su corazón salvaje,
la ilusión de una ternura escondida dulcemente entre las flores.

Y allí te estabas tú...   
pequeña criaturita traviesa
tus brazos cálidos me alcanzaron,
renovaron mis latidos y volví a sonreír.
De repente las hojas empezaron a esparcir sus vahos dulces  de néctar
exhalando con retoños las caricias de la tierra. 

Y se abría mi mundo con tu voz  y tu canto.
Yo era una hormiga que marchaba entre tus pasos,
un pequeño arroyo de burbujas  bailarinas
el resplandor efímero entre tus manitas inquietas.

Miraba el sol a través de tus ojos,
tu aura tan empapada de alegría,
tan llena de chipas e ingenuas travesuras.
¿Y cómo no iba a quererte?   
¿Cómo no traer a tu alma todos los girasoles amarillos?   

Eres sencillamente esa fuerza
 que late en el fluir cósmico de las instantes.
en la negrura que se opaca, cuando simplemente sueñas.
Así te soñaré yo pequeño elefante de trompita traviesa
tan inquieto en tu laguna
 ansioso de caricitas de menta.

Huella
09-05-2013


9 comentarios:

FG dijo...

Un sueño maravilloso que llena de imágenes reales nuestra imaginación, y es que consigues siempre en tus versos plasmar maravillosamente las metáforas que poco a poco reflejan una realidad hermosa.

Feliz fin de semana!!!

Anónimo dijo...

(...)Una huella de luz sobre la tarde
alarga el horizonte y se confunde
en telarañas de visiones...
Yo lo ví una sola tarde
y era como el bronce vivo
en el espacio constante
Concentrado en sí mismo
con la fuerza loca de su sangre
líneas puras de sus patas
seguras en el instante.
Yo lo ví como lanzaba
el vuelo azul
de sus encajes
Era fuerza su dominio
firmes gestos del alcance.
Yo lo tuve en mis pupilas
magnánimo triunfo de su imagen
prisionero de mis sienes
mío, una sola tarde
ese elefante que disfuta
y jugaba ser un padre...
Magnífica visión la suya...
Un saludo

Daily Jara dijo...

Ay mi querido amigo anónimo que linda fusión de sentimientos...explotan chispas de luz violeta en mi blog con sus versos llenos de ternura y encanto. A veces me gusta imaginarme mundos, ir a correr en ellos y ver cosas que
alimentan el corazón para cada día seguir viviendo. Así es esta hippie, una loca exploradora de territorios de ensueño
en los espacios dementes y a la vez dulces de mi conciencia.

Daily Jara dijo...

FG pequeña princesita de Zambia, veo tus tiernas huellas yendo por ese caminito en la selva. Gracias linda, que todos los vientos frescos hoy te arropen con sus caricias etéreas, los pajaritos canten para ti letras dulces como tu corazón de miel, con néctares azucarados de rocío violeta.

Anónimo dijo...

(...)¿Sabe algo?, su poesía alumbra con luz propia y sus rayos son de una violeta que es reina de las montañas de mi ensueños...
Lo cierto es que, su poesía, me hace escribir algo sobre ella, confieso que me inspira renglones verdes lejanos pero tan dentro de mi alma que me nace hacérselo saber, así como a usted la inspiran tantos personajes únicos..., a mí muchas veces...usted...
Un saludo

Moneyla LC dijo...

Buenas tardes, he venido a visitarte y créeme,tu contenido es muy interesante, además, tus argumentos son espectaculares.Muchas gracias por compartirlo de esta manera, me apunto a verlos ¡wawwww!
Te dejo un abrazo.
MoneyLA

Anónimo dijo...

(...)¿Dónde naturaleza más absorta pudo estar,
que en el pío que rezuma su tibio pecho de emplumada espuma
o en la sonata que su vuelo aborta?.
Está aquí y yo le veo
y de los cielos y su abril prescinda
quedando enamorado de su trino.
Ya la violeta hizo su encaje
como pábulo al gótico incendiando
versos de catedral y bien pronunciados..,
salta en la noche..,
y el silencio riza...
Un saludo.

Daily Jara dijo...

Mone que linda sorpresa me diste al venir aqui en esta orilla hippie. Tu presencia le da alegría al blog. Desde hoy te invito a caminar descalza por esta orilla de olas violeta. Cariñitos mi nena.

Daily Jara dijo...

Anónimo, desde hoy construimos puentes, su poesia y la mía unidas eternamente al amparo de la luz en las palabras. Puente aromado con las rosas del sueño donde el cielo brilla con un resplandor nuevo despertando del corazón los sentimientos dormidos en la fugacidad de los momentos.