viernes, 4 de octubre de 2013

Luces nuevas

          
                   
                                                            A  Paul   

Nunca nos separaremos...
Estoy enteramente impregnada de ti,
adherida a tu piel  hermosa cubierta de flores violetas. 
A las luces nuevas heridas por la vida
que vuelven a escaparse de su matriz elemental, 
volviendo sincrónicamente a engendrarse.

El tiempo pasa...
y tantas vivencias hacen de mí una mujer de arena
ondas celestes  y nocturnas que se empiezan a esfumar
sin embargo estas allí...
como un guardián iluminado que funde de nuevo el molde de mi alma
y que me forja de la nada como una ola omnipotente y eterna. 

Eres como una libélula azul
que revolotea con cariño las feromonas de mi piel
Y te amo...
Eres y serás de por vida el compañero elegido por mi alma,
el abrigo que sustenta la caricia tierna en las mañanas.

Eres el primer aroma que se vierte como fuente
dentro del follaje rosado de mi cuerpo,
dulce evocación de sueños cuando en el aire
silenciosamente me pierdo. 

Y siempre te amaré...porque solo tú me cobijas.
Solo tú me haces quien soy, inundada de sentimientos nobles 

 que ceñidos a tu ojos  me dicen quien soy.

Huella
3-10-2013



4 comentarios:

Anónimo dijo...

como es la vida ha beses nos separa otras nos vuelve a unir quisas en este viaje dios nos este diciendo que hay que luchar por lo que uno quiere y no despreciar en el desgaste rutinario lo mas preciado que tenemos nuestras propias vidas te mando un abrazo amiga espero que estés bien

FG dijo...

Sentimientos que tan sólo el corazón conoce, designios del destino que une y separa pero que por mucho que lo haga, el amor nunca se olvida sino al contrario se fortalece.

Besitos!

Daily Jara dijo...

Yo también te mando un abrazo amigo, sabés que siempre estaré a tu lado, cuando pase este tiempo de entero sosiego.

Daily Jara dijo...

Es cierto FG, el amor toma formas más eternas cuando puede aún resplandecer tras sus éxodos y derrotas.