sábado, 16 de febrero de 2013

Amigos eternos



Te quiero amigo...
en la paz bestial de estas horas noctámbulas medito,
y un cristalino manantial de ideas empieza a purificar con armonía mi mente,
sedienta de las sensaciones que me provocas,
tu dulce recuerdo me aferra a ti.

Te llamo con el pensamiento y me oyes, 
extraños impulsos construyen hermosamente
un puente entre nosotros.
Me digo... que tal vez en otro tiempo fuimos, 
quizás volábamos como ángeles,
en algún jardín primigenio...
quizás éramos dos flores brotando de la misma rama
o el mismo barro moldeado en las manos del Creador
al absorber el soplo de la vida.

Amigo, 
Tu alma es tan gemela a la mía en muchas cosas,
te siento a cada instante cuando tu alma brilla,
alomejor no lo entiendes, o es que tu corazón sepulta 
el sueño en que los dos existíamos. 

Mas no importa...
voy avivando a cada instante este delicado amor que es vigía,
poblando de palabras sentencias dulces que en el espíritu te cuidan,
soy tu amiga, tu defensora eterna...
y lo seré siempre...
velaré todos tus sentimientos y silencios. 
Seremos tú y yo en este momento sin tiempo, 
una sola esencia que aroma intensamente la vida. 

18-02-2013

1 comentario:

FG dijo...

Hay sentimientos de amistad que están, y estarán por encima de cualquier circunstancia, sea distancia, sea ausencia sea lo que sea, porque es tan importante que resulta imposible imaginar la vida sin esa persona a nuestro lado.

Feliz semana!!!