lunes, 24 de marzo de 2014

Río

El río Zin en Negev, Israel

Fluye…
retorna a tu origen,
sin las huellas del tiempo.
Líquido tú,
en el surco de tierra,
alimento para las rocas sedientas.

Sea el fuego lastimado,
y la lluvia en tus brazos descienda,
con el suspiro salino de la arena,
con el espasmo del viento
que el desierto puebla.
Con el grito lejano de las cumbres
y las fisuras polvorientas.

Sea tu alma en la cascada,
caricia apacible de agua
hilo originario,
donde la misma vida se libera y se ata,
para traer al desierto esperanza
para gobernar el tiempo,
y cerrar ciclos con calma.

Fluye…
que tu armonía abraza,
es señal de amor que
en movimiento se acompasa,
instante sagrado que se instala.
Toda azul
en su cuerpo de mieles de agua,
plenitud que de la aridez rescata.

Huella
25-03-2014

Notas:
NEGEV, Israel.- El río Zin ha cumplido el mismo ciclo a lo largo de su historia. La desaparición y el retorno de las aguas han sido una constante que se repitió a lo largo de los siglos, en un terreno árido y desértico.
Esta vez, sin embargo, fue diferente por dos motivos. Primero, porque la cantidad de años sin agua en su cauce marcaron un preocupante récord, y segundo, porque alguien tenía una cámara en su mano y logró filmar el impactante momento del regreso del líquido.
Describe el sitio español “ABC” que este fenómeno dibuja un paisaje espectacular con cañones hundidos y caminos polvorientos y serpenteantes, provocado por las cascadas de agua. El curso del río es muy impredecible y ahora llevaba años sin rebrotar. La aparición de la Zin es impredecible y en esta ocasión se ha hecho esperar durante bastantes años.
Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/5834...io-renace.html


2 comentarios:

Martín A. Pereira dijo...

hola amiga la verdad desconocía la existencia de este río muy interesante muy lindo poema besos amiga

Daily Jara dijo...

Sí, dicen que ha brotado después de muchos años. A mí me conmueve mucho este tipo de sucesos, me hace amar más la vida, pues un río siempre es indicio poderoso de vida.