martes, 4 de marzo de 2014

Indagación

Hay que permanecer con el dolor, no escapar, no buscar consuelo, 
no huir hacia un entretenimiento religioso o de otra clase, sino mirar el dolor, vivir con él, comprender su naturaleza. 

(Jiddu Krishnamurti)

Óleo de Vladimir Volegov

En el vacío del silencio
te contemplo, dolor.
Con misericordia hacia mí misma,
tal vez perdida en el panorama de la noche,
cuando el alma destierra sus atrocidades,
y llueven cenizas frías,
sobre lóbregos humedales.

Te acepto,
y al aceptarte, te hiero…
Descifro tu raíz infértil
sepultada con espinos lacerantes.
No eres más que sombra del pasado.
´
Te condeno a ser abono
para una nueva tierra.

Te ahondo,
palpo una a una
las vértebras de los recuerdos,
las agrias ausencias,
los absurdos pensamientos,
veo como se levantan tus torres,
de grises tormentos.

Pero te enfrento….
migro internamente
hacia la vastedad
de un sosegado mutismo.
Te descubro, te conozco
y cesa el afán de los deseos.

De mi quiero distanciarte,
pero para despojarte,
acéptame como compañera.

Huella
3-03-2014


Fondo: "When the love falls" de Yiruma

6 comentarios:

Martín A. Pereira dijo...

El dolor es algo serio puede derrumbar a una persona hasta hacerla irreconocible pero es cierto y tus palabras son muy acertadas para saber mitigar el dolor hay que saber que lo causa el que entiende y es capaz de razonar eso sabe como luchar contra el dolor y seguir adelante besos amiga muy lindo el poema

Anónimo dijo...

(...) El dolor está en nosotros mismos, por tanto, es cuestión de consistencia y renovación intrínseca sobre lo que afecta en cada uno...
He estado de viaje, y no he podido comentar los anteriores, pero lo hago aquí manifestando mi gratitud por compartir tan hermosos sueños, eventos y añoranzas del presente...
Un abrazo.

FG dijo...

Aprendemos del dolor, solo si logramos superarlo habrá sido una lección aprendida, pero, una cosa es la teoría y otra la práctica y desde luego la segunda además requiere del elemento tiempo para conseguirlo.

Besos y feliz fin de semana

Daily Jara dijo...

El dolor es algo inherente a nuestra condición humana, pero si no huyes de él y lo aceptas interiormente, entonces cesa y eres capaz de sanarlo y observarlo continuamente.

Abrazo, Martín.

Daily Jara dijo...

Es así mismo, amigo Anónimo. Y hay amor grande e impetuoso como un río en ese proceso.
Me alegro de que hayas vuelto, te he extrañado mucho, siempre has sido un compañero y amigo silencioso.

Abrazo.

Daily Jara dijo...

Siempre aprendemos del dolor, querida amiga.

Te quiero.