domingo, 20 de enero de 2013

Lucha ganada


                                                                               
 Dedicada a Rafa y Zuly, dos luchadores de la vida que nacieron con   focomelia.

La vida marcó mi cuerpo cercenando sus partes,
pero aún así no me dejé vencer... 
luché y desafié cada uno de mis obstáculos,
la lástima nunca me permitió decaer.  

Con esperanza fui desafiando mis limitaciones, 
aquella fiera resistencia  del que se oscurece y encierra,
fui solamente yo mismo ante esta dura vida,
un ser distinto que no decae y empieza.  

Construí metas y  perseguí sueños,
anhelé mi sonrisa, administré mi sustento,  
Cambié mi realidad, así todo cuanto era adverso,
comprendí que  debo seguir, de nada sirve el lamento. 

Y sigo yendo sin mirar lo que no tengo,
honrado mi existencia con el afán de ayudar, 
las huellas de mi fuerza serán las aliadas, 
para  estar motivado y siempre conquistar. 

Desde hoy vuelo con las alas de la vida,
me espera el mundo para que yo para él construya,
haré que nadie necesite, que emerja una conciencia
avivando la fe de quienes la pierdan.  

Huella©
20-01-2013

1 comentario:

FG dijo...

La fortaleza humana es increíble, hay que luchar contra uno mismo y también contra todo aquello que la humanidad como tal no comprende. Pero en serio es que cuando vemos cosas así comprendemos muchísimo lo que es el sufrimiento y el poder de la superación.

No es fácil convivir con un sentido mermado, lo sé, lo conozco, lo vivo.

Besitos!!!