jueves, 27 de febrero de 2014

Observación de las manzanas

 Las manzanas.
No admiten ser cortesanas ni reinas.
Son solo ellas mismas.
(Jay)

Fotografía de autor Anónimo

Con extraño cariño seducen las manzanas,
toda esa piel rojiza convoca llamamientos,
parece como si ellas dialogaran cercanas,
con sus voces frutales profiriendo argumentos.

Con su forma cautivan,  además, son livianas,
el verlas suculentas  despiertan sentimientos.
Su sencilla presencia contenta las mañanas,
y si las devoramos,  nos nutren de alimentos.

Al caerse del árbol su existencia es riqueza,
se presentan desnudas, carnosas y brillantes,
son frutos muy sensuales de traviesa expresión.

Al mirar su apariencia percatamos grandeza,
aun estando lejanas las sentimos fragantes,
¡Dulces frutos! —decimos, son de gran perfección.

Huella
27-02-2014


Fondo: «0 if i could see you again» de Yiruma

2 comentarios:

Martín A. Pereira dijo...

Mmmmm..... que delicias las manzanas se ven apetecibles gracias huellis ya se que voy a comer de postre mañana besos amiga

FG dijo...

Dulces y deliciosos frutos que, a través de tus versos bellísimos son todavía mucho más apetecibles.

Feliz inicio de semana!!!