lunes, 25 de noviembre de 2013

Sangre inocente

 Fotografía: Noticias Terra

                                                   Conflicto en Siria, 11.000 niños fallecidos

La tierra llora muerte, bebe sangre inocente.
Niños huyen de bombas, buscan techo y no juegos.
Conocen la pólvora, la herida del gimiente.
Es ahora rutina no sentir  y ser ciegos.

La luna es púrpura en el cielo silente.
Se oye un estallido, gritos en fuga y ruegos.
El desierto sepulta un cadáver doliente.
Es un niño pequeño, chamuscado de fuegos.

Siria sucumbe en dolor sobre el páramo yermo.
Ya no quedan las huellas de sus niños traviesos.
Muda la dura roca cobijando la risa.

Lóbrega la tormenta de un infierno supremo.
El humano corrupto maldecido de excesos.
Indiferente al amor que dormita en la brisa.

Huella
25-11-2013


Fuente "Love hurts" de Yiruma

2 comentarios:

Martín A. Pereira dijo...

El poder subyuga las almas inocentes de quienes lo padecen el dolor inconmensurable armas letales de la destrucción son el demonio en la tierra que sufre incansablemente QUE DIOS SE APIADE DE NOSOTROS

Anónimo dijo...

(...)Tanucci decía algo como que, los arquitectos nacimos ciego porque nunca, nuestas obras se diseñaron con ojos de niños, todo era para los adultos.., ahora vemos que es verdad.., lamentarlo, y corregirlo está en nuestras manos...
Bellos aún con rasgos sanguíneos, son sus escritos...
Un abrazo.